"La normalidad sólo existe en las mentes poco imaginativas". - H. P. Lovecraft

miércoles, 15 de enero de 2014

HABLAN DE JUSTICIA CUANDO LA ARRANCARON DE RAÍZ (Gamonal)


Veréis. Soy de una ciudad en la que, como en otras muchas ciudades españolas, hay cuatro delincuentes que lo controlan todo. Algunos de ellos, como Antonio Miguel Méndez-Pozo, son expresidiarios corruptos. Ratas tan honradas como José Antonio Roca, Julián Muñoz y Jesús Gil. Y es que la mafia de Burgos también sale de las cloacas. Este hombre es conocido como ‘El dueño de Burgos’, el cacique number one de aquí. Y una vez hechas las presentaciones...


Hace pocos años se construyó un Bulevar en Burgos que sustituía a las vías del tren que atravesaban la ciudad de oeste a este. Y ahora quieren construir otro para sustituir a la calle Vitoria, una de las arterias principales de la ciudad, por no decir la principal. ¿Que para qué? Eso queremos saber todos. ¿Que qué necesidad hay de hacerlo ahora? Esa es la pregunta que los burgaleses se plantean y que nadie sabe contestar. Un proyecto inútil e insultante que, en su fase inicial, costará más de 8 millones de euros, o eso dicen ellos, con unas obras que se prolongarán hasta bien entrado el año que viene. Un proyecto provocativo que, casualidades de la vida, sólo parece beneficiar a la constructora que lo realizará. ¿Adivináis quién puede estar detrás de todo esto, no? Efectivamente. Para otras cosas no, pero para construir obras faraónicas en una gran metrópoli como esta sí hay dinero. Para eso siempre hay. Nos debe sobrar de hecho. ¡En Burgos estamos que lo tiramos, señores!
 
No sólo es que se quiera hacer peatonal una calle tan sumamente importante, con el consiguiente CAOS que se va a preparar, sino que para alojar a los cientos de coches que normalmente aparcan allí, quieren hacer un gran parking subterráneo. De pago, claro. Privado. Para que unos pocos sigan forrándose, principalmente, a costa de los ciudadanos. Porque las plazas reservadas ya podemos intuir para quién van a ser… Las obras del mismo las realizarán otros de los dueños de Burgos, Copsa y Arranz Acinas, los mismos que llevan varios meses sin pagar a algunos de sus trabajadores. Y, curiosamente, las van a hacer ellos después de que se hayan rechazado propuestas mucho más económicas, procedentes de Cantabria, para llevarlo a cabo. ¡Qué cosas pasan, oye!


Tras varias protestas y manifestaciones pacíficas ante las que se ha hecho caso omiso, ahora mismo en Gamonal, un barrio obrero y el principal afectado por estas obras, se está liando. Se está liando parda, como podéis ver en las imágenes. Y ojalá se siga liando durante mucho tiempo. Pero las obras del bulevar son sólo el detonante; la gente está ya muy quemada de que la mafia de esta ciudad siga haciendo de las suyas sin que nadie se lo impida. Cuando el diálogo no sirve y se siguen apretando tanto las tuercas, por algún lado termina estallando la situación. A veces es la única vía y en Gamonal lo saben por experiencia. La lucha contra esta gentuza es justa, el pueblo está cansado de tragar con todo lo que nos quieren hacer tragar; tanto despotismo, tanto mamoneo, tanto robo a mano armada y tanto sinsentido. La cosa ha empezado suave a primera hora de la tarde, pero el ambiente se ha calentando y ya habido varios destrozos, con contenedores en llamas incluidos.


No seré yo quien defienda a aquellos que recurren a la violencia gratuita como primera opción y revientan coches, escaparates y locales varios, especialmente cuando son negocios pequeños que dan de comer a obreros como los manifestantes. Pero es que da la casualidad de que esos destrozos no se están produciendo. Lo que está habiendo son altercados contra sucursales bancarias y mobiliario urbano. Única y exclusivamente. Y los comentarios de ‘ya están los de siempre quemando contenedores que pagamos todos.’ empiezan a aburrir un poco ¿no? Qué manía. Que las obras del Bulevar también las pagamos todos y no las quiere nadie. Que las del otro Bulevar también las pagamos todos. Aunque no las hayamos pagado todavía. Igual que las de la Plaza Mayor, con grietas y goteras incluidas desde el primer día. Todo lo pagamos todos, en España eso no es ninguna novedad. Las cenas de empresa, los chalets de Marbella y los sobres en negro también. También los pagamos todos.


Ya está bien de que unos pocos sigan controlando la ciudad, haciendo y deshaciendo a su antojo, y nos centremos en llamar delincuentes a los que queman un contenedor o revientan una marquesina. Estoy casi segura de que ninguno de esos delicuentes ha estado en la cárcel. El señor Méndez Pozo, por el contrario, sí. Juegan con el dinero de todos y hacen lo que sea para llenarse los bolsillos a manos llenas, sin escuchar lo que el pueblo quiere, requiere, pide y necesita. Mientras tanto, se cierran guarderías públicas y se desalojan plantas enteras del nuevo hospital de Burgos 'porque no hay dinero'. Un hospital colapsado con médicos obligados a dar altas ¿y lo que os molesta es que se quemen contenedores? ¿Lo denunciable es que están ardiendo unos cuantos esta noche? No me fastidies, hombre. Que los quemen, que los quemen todos. Prefiero tener que pagar mil contenedores a uno solo de los abusos de poder sistemáticos a los que someten a la gente cada día.


Lo que está ocurriendo en España ya no es una cuestión económica, joder. Es una cuestión de abusos diarios, de ilegalidad, de falta de dignidad, de vergüenza y de escrúpulos, de represión, de vejaciones, de principios y valores que brillan por su ausencia, de recortes de derechos, de corrupción, de indecencia, de cloacas llenas de dirigentes políticos…
Pero mañana, después de tantos años de mentiras y engaños, no nos sorprendería nada que en el Diario de Burgos, con el mismísimo Méndez Pozo a la cabeza, publicaran que no hay de qué preocuparse. Que ha habido un incidente sin importancia por culpa de unos cuantos aprendices de terrorista. O que se han adelantado las hogueras de San Juan... No pongas esa cara; gilipolleces más raras hemos visto en esta ciudad, te lo aseguro. Cualquier barbaridad con tal de seguir riéndose del personal.

¡ES MENTIRA, JODER!

ES MENTIRA. Todo lo que se está diciendo es mentira. El nivel de manipulación y censura es increíble. Es vergonzoso y vomitivo el límite al que se está llegando. Los medios de comunicación hablando de que esta noche todo está más tranquilo, de que no está pasando nada. Y se está liando como nunca en Gamonal, maldita sea. La represión está siendo brutal.


El barrio es una auténtica ratonera a esta hora. Una batalla campal. Antidisturbios venidos ni nisesabedónde en cada puta esquina. Repartiendo a todo lo que se mueve. Gente corriendo por todas partes. Sin salidas. Ruidos de pistolas de goma. Bomberos y ambulancias. Policía secreta. Policías entrando en los portales, algunos subiendo varios pisos, y acorralando a gente para sacar a los que se esconden. Policías nacionales camuflados en garajes y callejones. Policías locales indicando a la gente por dónde salir corriendo. Personas que están en el lugar inadecuado en el momento menos oportuno y terminan levantando las manos. Gente corriendo por todas partes. Detenidos sin razón como cabezas de turco. Y es que a los que realmente dan caña ni les están oliendo. Detenidos de Burgos, todos. Jóvenes arrestados con sus padres tirando de ellos para que no se los lleven. Se está pidiendo pena de cárcel preventiva para gente que ni tiene antecedentes penales. Con fianzas de miles de euros. Golpes en comisaría y fuera de comisaría. Encapuchados sin capucha. Vecinos quitando el micrófono a periodistas que se llenan la boca con mentiras. Televisiones que sólo enchufan la cámara cuando acaba la manifestación y empieza la movida. Gente corriendo por todas partes. Contenedores incendiados. Pero ni un solo coche calcinado como se está diciendo. Ni un comercio afectado. Portales abiertos con felpudos sujetando la puerta para que la gente pueda entrar. Vecinos acogiendo en sus casas y en sus locales a manifestantes que huyen de los antidisturbios. Gente corriendo por todas partes...

Nunca he visto tanta rabia, tanta ira. Tan poco miedo. Tanta unión. Nunca había sentido hasta este punto la rabia del pueblo. La rage du peuple. Nunca en mi vida me ha latido el corazón como lo está haciendo ahora. Nunca creí que llegaría a ver esto en mi ciudad. Ayer tres mil manifestantes. Hoy más de cinco mil. No mil. Y mañana más. Seguro. Ancianos, niños, adultos, jóvenes, chavales. Se ha declarado un toque de queda inexistente y se está obligando a la gente, bajo amenazas, a meterse en casa. Ojalá tuviera los huevos y el valor que tienen muchos. Ojalá consigamos lo que nos merecemos, una ciudad libre de mafia. Una mafia que se parte el culo desde casa mientras miles de ciudadanos se juegan el tipo peleando por lo que es suyo. O igual ya no se lo están partiendo tanto... 

No somos delincuentes, no somos etarras, no somos de ultraizquierda, no somos radicales, no somos gentuza. No somos rojos, no somos azules. No somos nada de lo que se dice en los medios de comunicación. Somos vecinos, joder. No sólo de Gamonal, de todo Burgos. Somos sólo vecinos que no merecemos que nos sigan tratando peor que tratan a los terroristas. Se necesita colaboración urgente de todos, de España entera, porque esto huele demasiado a dictadura. Es ahora o nunca. Si en cada ciudad se prende la misma mecha, no pueden con todos. Ellos tienen la cifra, pero nosotros somos más fuertes. Nosotros somos el número. Recuerda. Ahora. O nunca.

¡¡¡COMPARTE Y DIFUNDE LA VERDAD!!!

1 comentario:

  1. ¡Hola! Soy Carlota Miranda, la chica burgalesa del blog. Muchísimas gracias por compartirlo. Por hacer referencia a la página en la que se ha escrito. Por ayudar a difundir la verdad y que la gente pueda tener una visión más real de lo que está sucediendo. Un abrazo grande

    ResponderEliminar