lunes, 27 de junio de 2022

El fotógrafo Kote Cabezudo, condenado a 28 años y dos meses de prisión


El fotógrafo donostiarra Kote Cabezudo ha sido condenado a 28 años y dos meses de cárcel como autor de un delito de violación, otro de abusos sexuales, seis relacionados con pornografía infantil y dos de estafa.

En su sentencia condenatoria, de 339 páginas y a la que ha tenido acceso Efe, el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa integrado por María José Barbarin, Ana Isabel Moreno y el ponente, Augusto Maeso, considera a Cabezudo responsable de un total de diez delitos, si bien lo absuelve de otros 217 delitos que le habían imputado las acusaciones.

Durante el juicio contra Cabezudo por la causa principal en la que estaba procesado, que se celebró en entre el 7 de marzo y 13 de abril, la Fiscalía reclamó más de 250 años de prisión para el acusado, mientras que la acusación particular, que representa a catorce de las 17 víctimas, elevó su petición hasta los 2.627 años de cárcel.

En un auto dictado el pasado 2 de mayo para pronunciarse sobre el fin del período de prisión provisional del fotógrafo, que actualmente se encuentra internado en Martutene, el tribunal ya avanzó su intención de condenar a Cabezudo y que la pena a imponer sería superior a los ocho años de prisión.

La pena de 28 años y dos meses de cárcel impuesta ahora a Cabezudo supera el umbral legal de veinte años establecido por el Código Penal, por lo que la sentencia declara extinguidos los ocho años y dos meses que rebasan este límite. Paralelamente, el texto judicial impone también al condenado la obligación de compensar con 116.000 euros a las perjudicadas.

Contra la libertad sexual

Según informa el Tribunal Superior de Justicia (TSJPV) en una nota de prensa, respecto a los delitos contra la libertad sexual, la resolución judicial indica que el acusado cometió uno de violación y otro de abuso sexual, en relación a dos víctimas distintas, ambas mayores de edad en el momento de los hechos.

El delito de violación lo considera cometido cuando, durante la grabación de un vídeo con contenido sexual, el acusado «hurgó insistentemente» en la vulva de una de las modelos, ante lo que esta en tres ocasiones intentó retirarle la mano, pero él «resistió la presión física de ella y continuó» haciéndolo «sin consentimiento».

El delito de abuso sexual lo considera cometido en relación a otra de las modelos cuando, durante una sesión fotográfica, el acusado le introdujo sus dedos en la vulva, sin el consentimiento de ella.

La sentencia explica en ambos casos que una cosa es acudir voluntariamente a un estudio de un fotógrafo para que este tome imágenes con significación sexual, siendo remunerada por ello, y otra «bien distinta», consentir que en el transcurso de las sesiones el fotógrafo realice «cuantas acciones desee sobre el cuerpo de la mujer y sobre sus genitales».

«Ambas modelos mostraron su oposición al acusado a esas concretas prácticas, pero éste no respetó su libertad sexual y las realizó sin el consentimiento de ellas», recalca.

Pornografía infantil

En lo referido a los delitos de elaboración de pornografía infantil, la resolución examina tanto individualizadamente como en conjunto las pruebas existentes con la finalidad de determinar la edad de las modelos en los distintos momentos en las que fueron fotografiadas por el acusado y si el contenido de las imágenes que tomó de ellas debe ser considerado pornográfico.

Con este fin, la sentencia analiza las declaraciones de las partes, los contratos que suscribieron y elementos como el nombre de los archivos donde el acusado conservaba las imágenes, sus metadatos y los archivos donde se encontraron los distintos audios de las grabaciones videográficas realizadas por el acusado, y las sitúa temporalmente gracias a la prueba pericial que practicó la Ertzaintza.

En cuanto al supuesto carácter pornográfico de las imágenes, el escrito considera como tal «todo material que represente de manera visual a un menor participando en una conducta sexualmente explícita, real o simulada», además de «cualquier representación de los órganos sexuales de un menor con fines principalmente sexuales».

De esta forma, se determina probada la comisión de este delito respecto a seis víctimas, pero lo condena únicamente por uno de los casos, al considerar prescritos los otros cinco.

Los magistrados también ven acreditado que el acusado difundió en sus páginas web el material correspondiente a cuatro de las otras víctimas, por lo que le condenan por cuatro delitos de difusión de pornografía infantil no prescritos.

Además, en relación a otra de las víctimas, declaran probado que el acusado poseyó ese material con la finalidad de difundirlo, por lo que lo condenan también por otro delito de posesión para la difusión de pornografía infantil.

https://www.naiz.eus/eu/info/noticia/20220627/el-fotografo-kote-cabezudo-condenado-a-28-anos-de-prision 

NON DAGO MIKEL?

Non dago Mikel? from Anaideia D'Ark on Vimeo.

miércoles, 15 de junio de 2022

YO ME DROGO Criando Ratas ft. Uña Y Carne

Un centenar de ertzainas sacan a rastras a más de 800 personas en Donosti (Aske Gunea)

Alrededor de las 6.00, un amplísimo despliegue de la Policía autonómica ha irrumpido en el Boulevard donostiarra con la intención de arrestar a los ocho jóvenes condenados por el Tribunal Supremo. Han llegado en más de 20 furgonetas y han cortado todos los accesos y salidas al Boulevard.

Los jóvenes que se encontraban en Aske Gunea han formado el muro popular que en la madrugada del jueves evitó en dos ocasiones los arrestos.

Más de un centenar de agentes de la Brigada Móvil y de Seguridad Ciudadana han rodeado con un cordón policial a los congregados, que se han mantenido sentados alrededor de los seis jóvenes condenados que estaban en Aske Gunea.

Tras alertar en tres ocasiones de que se iba a proceder a las detenciones de los condenados, los agentes han comenzado, pasadas las 6.30, a llevarse uno a uno a los manifestantes, que permanecían sentados y han adoptado una actitud de resistencia pasiva al tiempo que coreaban gritos como «Zuena biolentzia, nazkagarria», «Herriak ez du barkatuko», «Iñigo Cabacas gogoan zaitugu» y también han podido escucharse canciones como ‘Lepoan hartu eta segi aurrera’.

Antes de comenzar la actuación, el mando responsable del operativo ha mantenido una conversación con el senador de Amaiur Urko Aiartza, quien le ha asegurado que los manifestantes mantendrían una actitud de resistencia pasiva y no actuarían de manera agresiva contra la Ertzaintza.

El mando, a su vez, le ha informado de que su intención era llevarse uno a uno a los concentrados de manera ordenada y sin efectuar cargas, siempre que estos mantuvieran una actitud pacífica.

Heridos

Acto seguido, han comenzado a sacar a los integrantes del muro popular, uno a uno y a rastras por el suelo. Muchos de los que han sido sacadas de la carpa han denunciado que la Ertzaintza ha actuado de forma muy violenta. Varias personas han sufrido heridas leves a causa de puñetazos y porrazos recibidos por la Ertzaintza.

Tras más de dos horas, los agentes han conseguido llegar al corazón de ese muro popular, donde resistían seis de los ocho condenados –Oier Lorente, Mikel Arretxe, Aitor Olaizola, Egoi Alberdi, Adur Fernández y Ekaitz Ezkerra–, quienes han sido arrestados entre gritos de apoyo de los presentes.

De Martutene a Basauri y Zaballa

El Departamento de Seguridad de Lakua ha informado de que estos han ingresado en la prisión de Martutene a las 16.00 de la tarde. Sin embargo, cuando sus familiares han acudido a la citada cárcel se les ha informado de que ya no estaban allí y que habían sido trasladados a otros destinos, no especificados. Después se ha sabido que están en Basauri y Zaballa.

Quedan en libertad los otros dos arrestados

Además de estos seis jóvenes, la Ertzaintza ha arrestado a otras dos personas, a las que acusa de «atentado a la autoridad», según fuentes del Departamento de Seguridad citadas por Europa Press y Efe.

Una vez que han concluido los arrestos, la Ertzaintza ha continuado en el lugar controlando todos los accesos y salidas al Boulevard e identificando a los jóvenes que se han quedado allí. Poco antes de las 10.00 se han marchado, mientras la multitud cantaba ‘Eusko Gudariak’.

Periodistas expulsados

Cuando ha irrumpido en el lugar, la Ertzaintza ha expulsado a los periodistas de Aske Gunea y solo ha permitido acceder al kiosco del Boulevard a las cámaras, aunque más tarde ha permitido hacerlo a todos los periodistas.

https://www.naiz.eus/eu/info/noticia/20130419/un-amplio-despliegue-de-la-ertzaintza-acude-a-detener-a-los-ocho-jovenes-de-donostia 

viernes, 10 de junio de 2022

PROMICCIÓN ALTZATE BERRI A TIRO FIJO

PROMICCIÓN ALTZATE BERRIA A TIRO FIJO from Anaideia D'Ark on Vimeo.

Presentamos la mierda de promoción de Altzate Guarri en Errenteria. El peor entorno contaminado en el centro de Rentería, con unas pateticas vistas a Iztieta en la zona mas conflictiva y junto al rio. Un complejo entramado inmobiliario que cuenta con edificios de dormitorios de 2 y 3 viviendas sobre terreno hidrocarburizado a baja temperatura. Txill out para carrilanos con increíbles focas comunes como Garaje y Txoko, y también con magníficos parques exteriores a varios kilometros. Consultar por los parques interiores y subterraqueos. 

 No pain 

No gain 

No brain 

 

Ratas y diesel

 

CALIFATO ¾ en JUAN Y MEDIO

Luis Álvaro - ESDLB con Ricardo Moya #280

jueves, 2 de junio de 2022

Algo salvaje. La historia de Bambino

 Aproximación al artista de culto Miguel Vargas, el chico de Utrera que fue a Madrid para “tirar abajo la puerta del flamenco con un estilo propio” y se erigió en rey de la rumba flamenca: Bambino. Melancolía, elegancia y tormento amoroso en la biografía de la estrella más salvaje y rompedora de la edad de oro de los tablaos.

 

martes, 31 de mayo de 2022

Un contrato “secreto” del Gobierno Vasco desata una batalla entre dos firmas conectadas al caso Pegasus

 Mientras el PNV exige en Madrid desclasificar documentos de la trama de espionaje Pegasus, el Gobierno Vasco declara “secreto por razones de seguridad” el expediente para la “evolución del sistema de intervención legal de comunicaciones de la Ertzaintza”. Las dos licitadoras enfrentadas son distribuidoras de la empresa que ha diseñado el programa de espionaje israelí, entre ellas, la de una familia muy cercana a Benjamin Netanyahu. 

 


El pasado jueves, subido a la tribuna del Congreso de los Diputados, Aitor Esteban afirmaba que “un cierre en falso del caso Pegasus” no ayudaría “a la mejora del sistema democrático”  e indicaba que sería más “propio” pluralizar y “hablar de los espionajes”. Días antes, Aitor Esteban señalaba que “nadie tiene certeza de no ser espiado” y exigía a Pedro Sánchez desclasificar documentos.

Como ha podido saber Hordago-El Salto gracias a una resolución del Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Euskadi de finales de marzo, mientras el portavoz del PNV vende consejos en Madrid, el Gobierno vasco oculta su relación con las empresas israelíes que facilitan el espionaje a la Ertzaintza. A este respecto, la Plataforma de Contratación Pública de Euskadi oculta la licitación de un contrato para la “evolución del sistema de intervención legal de comunicaciones de la Ertzaintza”.

Según fuentes de Seguridad del Estado citadas por El Periódico, las dos empresas (Excem y Dars Telecom) que pujaban por la adjudicación son intermediarias de NSO Group, firma israelí que ha desarrollado el programa Pegasus. Tal vez por este motivo, el expediente ha sido declarado “secreto” por parte del Ejecutivo de Iñigo Urkullu alegando “razones de seguridad”.

Pegasus inquieta al PNV

Hace casi un año, en julio del 2020, se destapó un escándalo mundial al publicarse que el programa Pegasus había espiado a líderes de todo el planeta, incluyendo a los independentistas catalanes. El hecho de que la empresa involucrada fuera la firma israelí NSO Group puso en jaque los planes de la Consejería de Seguridad del Gobierno Vasco. Meses después, a principios de 2021, la Ertzaintza reaccionó cambiando sus planes para adjudicar el sistema de intervención de comunicaciones, licitado bajo el nombre de “Evolución del sistema de intervención legal de comunicaciones de la Ertzaintza”. Este sistema ha sido fabricado por Verint Systems, una firma israelí de inteligencia que en 2018 trató de comprar NSO Group. Hasta el momento, la gestión del servicio había recaído en Excem Grupo 1971 SA, proveedora en el Estado español de Verint, así como proveedora tecnológica de la “policía patriótica” del PP y del Ministerio de Defensa. Excem es de la familia Hatchwell, muy cercana a Benjamin Netanyahu, como publicó El Confidencial.

En poco menos de un año, la sangre ha llegado al río y salpica al partido jeltzale de Aitor Esteban. El 5 de enero de 2022, Excem presentaba un recurso especial contra la adjudicación del citado contrato en el registro del Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de la Comunidad Autónoma de Euskadi (OARC). El representante español de la israelí Verint Systems había perdido la nueva adjudicación tras casi dos décadas como proveedora. En su lugar, la licitación fue entregada a la firma italo-española Dars Telecom SL, intermediaria también de la firma israelí NSO Group, fabricante del software de espionaje Pegasus.

Por ello, surgen algunas preguntas: ¿hasta qué punto las empresas de inteligencia de este país han penetrado en la policía vasca y el Ejecutivo vasco como para provocar conflictos internos entre ambas? Si se tratara de un contrato normal, el Gobierno Vasco no hubiera protegido con tanto ahínco los entresijos de este. Entonces, ¿por qué imploró a la OARC que guardara silencio?. “Al tratarse de un expediente declarado secreto por razones de seguridad, [debe garantizarse] de la manera más estricta posible la confidencialidad y el secreto de la información,” señala el Gobierno Vasco en sus alegaciones al OARC.

Irregularidades en el Gobierno Vasco

Ahora bien, no se trata de un expediente cualquiera, sino de un expediente considerado como ilegal por la empresa demandante, con quien el PNV ha mantenido buenas relaciones hasta que estalló el escándalo Pegasus. En su recurso, Excem alega que una resolución del Gobierno Vasco acordó en septiembre de 2021 abrir una nueva fase de negociación acotando las necesidades mínimas y los valores máximos valorables. Para ello, había solicitado a las dos empresas una nueva oferta económica definitiva que no estaba prevista en los pliegos de la licitación, “lo que supone una infracción del procedimiento legalmente establecido”.

Según Excem, además, “se da la circunstancia de que, con anterioridad a dicha resolución, ya había ofertas definitivas” y la suya “era la mejor puntuada” en junio de 2021. Dars Telecom solicitó la desestimación del recurso al entender que la solicitud de Excem “carece de argumentación jurídica sobre el fondo del asunto y perjudica al interés público por tratar de entorpecer la formalización del contrato”. ¿Por qué cambió de idea a última hora, contradiciendo además los criterios de la ley de contratación?

Por su parte, el Gobierno Vasco señaló al organismo regulador que una cláusula especial de los pliegos de la licitación “no ha establecido ni limitado el número de fases o rondas de negociación”. Pero a juicio del OARC, “en este caso el poder adjudicador ha infringido el procedimiento legalmente aplicable”. El motivo: “solicitar la modificación de ofertas ya recibidas” que el propio Gobierno Vasco había considerado como “definitivas y, consecuentemente, innegociables”, para “elevar la propuesta al órgano de contratación” que adjudicaría el contrato.

Este movimiento del Gobierno Vasco ha llevado al Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de la Comunidad Autónoma de Euskadi (OARC) a acusarle de “alterar un criterio de adjudicación por introducir en él un umbral máximo que no figuraba originalmente en su descripción”. Esto es, el Gobierno Vasco se ha saltado la normativa de contratación para no adjudicar un contrato a una proveedora israelí con la que llevaba varios años trabajando y entregárselo a otra cuya identidad conocía.

El 25 de marzo de 2022, el OARC ha terminado estimando “parcialmente” el recurso de Excem. Según esta firma, la otra licitadora, Dars Telecom, llegó a introducir “en el sobre de los criterios de adjudicación sujetos a juicio de valor” datos que no debía incluir, como su identidad, ya que “anticipan información” y ello suponía “un intento de influir en la objetividad del juicio del evaluador y comprometer el secreto de la proposición”. Aunque el OARC decretó “levantar la suspensión del procedimiento de adjudicación”, la Plataforma de Contratación Pública de Euskadi sigue sin publicar ni un solo dato sobre el proceso de licitación y adjudicación.

Trío de intermediarios

Este 21 de mayo, Hordago-El Salto desveló las relaciones de Verint Systems con el Gobierno Vasco, adjudicataria en 2003 del Sistema de Monitorización Telefónica de la Ertzaintza. La investigación apunta que la firma española Excem “presta sus servicios de soporte y mantenimiento así como el suministro de componentes y materiales precisos para el funcionamiento” del Sistema de Intervención Legal de Comunicaciones de la Ertzaintza. Así fue desde el año 2006, cuando Excem era el “único y exclusivo representante en el Estado español” de la israelí Verint Systems. Por entonces, Julián Garcia Vargas, exministro de Defensa, era consejero delegado de Excem.

No obstante, el reportaje destapaba también que eso había cambiado y el contrato citado en la sección anterior para la “evolución del sistema de intervención legal de comunicaciones de la Ertzaintza” fue adjudicado a Dars Telecom. Seis horas después, el diario catalán El Periódico, citando fuentes de Seguridad del Estado, afirmaba que Dars Telecom y Excem son intermediarias de la también israelí NSO Group para la distribución de su spyware denominado Pegasus.

Entre los directivos de Dars Telecom citados por El Periódico destacan Michele Tombа y Alberto Chiappino, ambos mencionados en la filtración de WikiLeaks, debido a su conexión con la trama de espionaje de la firma italiana Hacking Team. Esta última había sido contratada por el CNI para espiar teléfonos móviles y ha sido cliente de la Ertzaintza. En los datos de WikiLeaks figura también que el socio local de Hacking Team es Galea Electricuna empresa vasca manejada por la familia responsable de la obra del edificio del Archivo Histórico del Nacionalismo de Artea.

Entonces, ¿las irregularidades del Gobierno Vasco se deben al caso Pegasus o al choque de intereses entre las firmas israelíes, quienes llevan décadas compitiendo y enfrentándose por los contratos de espionaje de las Fuerzas de Seguridad del Estado, incluyendo a la Ertzaintza?

Las amistades de Dars Telecom

La relación de Dars Telecom con las Fuerzas de Seguridad del Estado va más allá que sus relaciones mercantiles con la Ertzaintza. Esta firma ha sido proveedora tanto del Gobierno Vasco como de la Policía patriótica del PP que, según Aitor Esteban, le habría espiado durante la moción de censura contra Mariano Rajoy. Aquello ocurrió meses después de dirigirle la famosa frase de “si bien me quieres, Mariano, da menos leña y más grano”.

Según los datos hechos públicos entre los años 2015 y 2021, a los que ha tenido acceso Hordago-El Salto, Dars Telecom ha sido adjudicataria de importantes contratos de suministro de equipos y software para la interceptación de las telecomunicaciones utilizados por el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Según la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE), la firma italo-española también trabaja para el Ministerio de Defensa y la Policía Foral navarra.De acuerdo al TEDAE, entre los productos ofertados por Dars Telecom se incluyen los “centros de monitorización, soluciones específicas de interceptación legal para los operadores, herramientas de investigación en distintos entornos tecnológicos avanzados como pueden ser redes sociales, TOR, balizas electrónicas y soluciones para la gestión electrónica de mandamientos judiciales en conservación de datos, intervenciones telefónicas y oficios policiales tanto para operadores de comunicaciones como para cuerpos y fuerza de seguridad”.

Dars Telecom fue adquirida en diciembre del 2021 por la empresa Cy4gate. La plataforma que investigó el espionaje a independentistas con el programa Pegasus, Citizen Lab,  desveló que Cy4gate estaba implicada en la distribución de una versión falsa de la aplicación de mensajería WhatsApp utilizada para robar información.

Espionaje “made in Italy

El Periódico también informaba el pasado 21 de mayo sobre Roberto Raffelli, presidente de Dars Telecom entre 2006 y 2010 y patrón de la firma italiana RCS Lab. Esta última fue contratista de la Fiscalía de Italia hasta 2015, fecha en la que Roberto Raffelli fue “acusado de pasar grabaciones obtenidas a través de la fiscalía al presidente italiano Silvio Berlusconi”.

Cabe señalar que el desembarco de Silvio Berlusconi en el sector televisivo español se produjo en 1988 gracias a un convenio firmado con el ente público vasco ETB. Poco después, un testaferro de Berlusconi, Donaldo Nicosia, comenzó a tejer una red de empresas en Euskadi, gran parte de ellas domiciliadas en la sede de una gestoría propiedad del hermano de un exresponsable de las finanzas del PNV. Esta gestoría estuvo ligada al affaire del caso Tragaperras, sobre supuesta financiación ilegal del PNV, y Donaldo Nicosia figura en los papeles de Panamá a través de una empresa con sede en Bilbao.

No son estas las únicas relaciones del Gobierno Vasco con contratistas italianos del Ministerio de Defensa como Dars Telecom y Hacking Team. En la década de los años 80, la empresa italiana Telettra, proveedora del Ejército español y de la que fue presidente el exministro de Defensa Eduardo Serra, suministró e instaló las antenas parabólicas del sistema de comunicaciones del Departamento de Interior.

‘El Padrino’ de Aitor Esteban


Aitor Esteban señalaba hace algunos días que al PNV le “han espiado toda la vida y lo van a seguir haciendo”. El Portavoz del Grupo Vasco en el Congreso de los Diputados, evitaba hacer autocrítica de los episodios de espionaje ligados a la Ertzaintza, desde el caso de las escuchas al exlehendakari Carlos Garaikoetxea hasta el caso Tellería.

De hecho, el sistema de monitorización telefónica de la Ertzaintza no ha estado siempre en manos de empresas extranjeras. Antes de encargar el sistema a la empresa israelí Verint Systems en 2003, el Gobierno Vasco contrataba a Telion SA, una empresa vasca de confianza, para ese servicio de mantenimiento del Sistema de Monitorización Telefónica de la Ertzaintza. Telion estaba por entonces controlada por Dominion y Urazca, ambas vinculadas a importantes apellidos del PNV, y había crecido como una importante contratista de ETB.

Entre 1999 y 2004, la presidencia de Dominion la ostentó Abel Matutes, alcalde de Ibiza durante la dictadura franquista, ministro de Asuntos Exteriores del primer gabinete de José María Aznar que tenía el apoyo del PNV, exsocio de empresarios vascos en el negocio de las discotecas y con intereses en Panamá. A partir de 2004, Dominion pasó a estar presidida por Antón Pradera, consejero de la firma desde 1999 y hermano del jeltzale José Alberto Pradera, exDiputado General de Bizkaia cuyo nombre figura en los papeles de Panamá. Por su parte, Urazca era propiedad de Javier Uría, exalcalde de Zeberio y figura de la élite vasca que apadrinó las carreras políticas de Itxaso Atutxa, presidenta del Bizkai Buru Batzar, y Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso. Urazca, empresa fundada por su padrino político, figura en los papeles de Bárcenas y en la trama de comisiones ilegales de burukides del PNV denominada caso De Miguel.