lunes, 19 de agosto de 2019

“Black será beltza pero Fermin sigue siendo white”

Procedo a dar mi opinión, que nadie ha pedido, sobre la película Black Is Beltza, película que seguramente tampoco nadie pidió.


Pues todo muy bonito y muy animao, Fermín Muguruza, la María Teresa Campos del rollito alternativo, nos mete una historia sobre un vasco llamado Manex que decide compaginar sus aficiones con irse a dar vueltas por el mundo a quejarse de lo racistas que son los blancos y hacerse amigo de peña de mazo sitios y muy implicada políticamente en todo, así en general.

Pues bueno, en este vaivén de viajes, que, nota positiva, puede resultar bastante educativo para ver en un plano bastante general la movidita política en muchos sitios como Cuba, México, Argelia, España, Euskal Herria, etc, el señoro vasco con pasaporte francés este, empieza a meterse en unos berenjenales de forma un poco random y así como de “mierda que no se haya inventado el facebook aún para poder subir fotos guapamente con toda esta gente y quedar de super comprometido con la gente de mi puto pueblo”.

Hay mujeres en la película, mujeres que incluso hablan y tal, y que hasta están metidas en movidas políticas y la hostia. Peeeeeeeeeero, Fermín, querido, igual convendría que la principal aportación de estas mujeres a la película no sea haberse follado al vasco este, tener una cintura de 50 cm, unas tetas como el puto San Mamés, curvitas de escándalo, y un poquito estereotipadas y tal (cubana cachonda, libanesa que baila la danza del vientre…).

Que digo yo, que si un día me levanto siendo Angela Davis (dios lo quiera), pues como que no me gustaría que mi personaje tenga 3 frases por no haberme follao al notas este.

Igual ya puedes dejar se seguir reforzando la imagen de “compa” militante que está ahí pues porque hace bonito y está buena y lleva escote y somos muy progres y que sí, que se ve que las tipas son inteligentes y militan y eso, pero las está usted limitando a unos escotazos de escándalo y a que su papel más importante sea follar de forma muy comunista.

Resumen: película que narra lo que a Fermín muguruza le hubiera gustado ser y hacer, pero le tocó cantar raro, mala suerte.

Aitziber González García

sábado, 10 de agosto de 2019

Te rompen la mandíbula por 200 €


El derecho a la libertad de expresión y manifestación está proscrito en Euskal Herria cuando “atenta” a la dictadura de las burguesías españolas y francesas. Ni qué decir cuando se trata de salvaguardar a los fascistas más visibles, independientemente del tema en cuestión. La cuestión es que no puede ser de otra forma porque la España actual no ha roto aún con el régimen que proviene del alzamiento fascista y su maquillaje de 1978.

Para empezar, y unido directamente con la protesta ante la comparecencia en Bilbo del partido fascista VOX (13.04.2019), hay que subrayar que ocurrió lo que tenía que ocurrir. Cada vez que los fascistas vienen a Euskal Herria las vascas y vascos somos multados, apaleados y detenidos/as en nombre de la democracia de quienes nos ocupan y explotan.

Los cipayos (políticos y coercitivos) de los españoles siempre defienden la ley de nuestros ocupantes y enemigos de clase. No es baladí que muchos conozcamos a la variada policía “vasca y navarra” como la Policía Autonómica Española (PAE).

Dicho esto, les preguntaríamos a los que piensan que desde el sistema se pueden hacer muchas cosas vitales para conseguir una Euskal Herria Socialista, ¿por qué el ayuntamiento de Bilbao no se persona como acusación particular ante la salvajada que hizo la PAV el día cuatro de abril del presente año? (entre otras, romperle la mandíbula a una joven y multarle con 200 € por injurias) ¿Por qué ante una violación machista aparece en los medios de comunicación la convocatoria de protesta de los ayuntamientos (todos los partidos a una) antes que las organizaciones feministas y diversos colectivos populares, etc.? La respuesta parece evidente. La mandíbula rota demuestra con el ejemplo quien es el que manda aquí. “Encabezar” las denuncias de las violaciones y el acoso sexual, no es que les salga gratis, sino que les da rédito. Mientras, ocultan de un lado, la cultura y dominación patriarcal y el verdadero planteamiento para acabar con ellas y, de otro, los acuciantes problemas que tiene el pueblo trabajador vasco en general y la clase obrera en particular.

Y si a esta chica el pelotazo le hubiera golpeado en la sien en vez de en la mandíbula (cuestión de muy pocos centímetros) ¿qué hubiera pasado? Que tendríamos otro asesinato por “una actuación proporcionada”. Y nos preguntamos, teniendo las fiestas de Bilbao en ciernes, ¿qué hubiera hecho la clase política oficial y sistémica? Y sobre todo ¿Qué hubiéramos hecho otros y otras? Teniendo tan cerca el llamado G-7, ¿y si ocurre?

Tenemos derecho a opinar, a movilizarnos, a defender nuestras ideas, en pocas palabras, tenemos derecho a defendernos y tenemos derecho a luchar. Los que no estamos alineados con la filosofía del capital y la burguesía clasista, tramposa, egoísta, insolidaria, individualista e inhumana, no tenemos derecho a dejar pasar situaciones como ésta.

Mencionamos esta situación en concreto por su clara visualización y, con la intención de sacudir nuestras conciencias y nuestras contradicciones. Para terminar, una doble consigna de ayer y de hoy: ¡que se vayan! ¡disolución cuerpos represivos!

https://eh.lahaine.org/cast-eusk-te-rompen-la

viernes, 2 de agosto de 2019

Hay 188 policías presos en el Estado, solo uno en Euskal Herria y solo uno por torturas



Los datos han sido difundidos por el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, que los solicitó al Gobierno español mediante pregunta en el Congreso. Se le ha respondido que hoy día hay 188 policías y militares españoles en prisión, de los que la gran mayoría son guardias civiles (82). Se trata de cifras recientes, del pasado mes de julio.

Les siguen en número los agentes de la Policía española (50), agentes locales (29), militares (12), adscritos a Instituciones Penitenciarias (11) y policías autonómicos (4), sin precisarse en este último caso a qué cuerpo pertenecen.

El Ejecutivo español precisa que de esos 188 en total 156 están cumpliendo condena y los restantes en prisión preventiva.

Llama un tanto la atención que de los 188 únicamente 1 esté en Euskal Herria, concretamente en la cárcel de Iruñea. Contrasta mucho con los 55 encerrados en Estremera (Madrid), los 34 de Castelló o los 31 de Logroño.

14 por homicidio

En cuanto a los motivos por los que están presos, son muy variados pero destaca el número de policías y militares encarcelados por homicidio, un total de 14.

Sobresalen igualmente los diferentes tipos delictivos englobables en la violencia machista: hay un encarcelado por homicidio de género, seis presos por agresión sexual, cinco por lesiones de este tipo, dos por detención ilegal de carácter machista...

En el listado aparecen casi todas las acciones delictivas que quepa imaginar: robo, pornografía infantil, estafa, exhibicionismo, fraude a la Hacienda, acoso laboral, contrabando, incendio, obstrucción a la Justicia, infidelidad en custodia de documentos, conducción temeraria... incluso «terrorismo», con un encarcelado.
En sentido contrario, resulta ilustrativo que únicamente haya dos policías presos por torturas, cuando el informe del Gobierno de Lakua sobre los casos en la CAV en las últimas décadas recoge más de 4.100 o el último trabajo de la Coordinadora para la Prevención de la Tortura en el Estado español refiere 1.014 víctimas en el Estado solo por actuaciones policiales realizadas en el año 2017.

https://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20190802/hay-188-policias-presos-en-el-estado-solo-uno-en-euskal-herria-y-solo-uno-por-torturas

jueves, 1 de agosto de 2019

Barracones prefabricados para albergar a detenidos por el G7 a la espera de comparecer ante el juez


El procurador de Baiona, Samuel Vuelta-Simon, ya anunció a principios de junio que esperaba contar con refuerzos para evitar un «desbordamiento» en el Tribunal de Baiona, derivado de la «sobrecarga de trabajo» provocada por la cumbre que reunirá a los jefes de estado de siete de los países más poderosos del planeta, entre el 24 y el 26 de agosto, en Biarritz.

Lo que no dijo es que se produciría un «desbordamiento» de las propias instalaciones del Tribunal que, para poder dar respuesta a la eventual avalancha de procedimientos, no ha dudado en dotarse de unos barracones prefabricados, con barrotes en puertas y ventanas, que albergarán a personas a la espera de pasar ante el juez o trámites no menos importantes como es la reunión de la persona detenida con el abogado que ejercerá su defensa.

A la espera de que lleguen los nuevos efectivos de los que hablaba el procurador, el cambio de aspecto del exterior del tribunal ha generado un río de comentarios en redes sociales.
Esos habitáculos prefabricados, para más inri numerados, evocan lugares y situaciones poco edificantes y dan cuanto menos una imagen precaria de la Justicia.

El azote Amigorena

Fueron fotografiados y luego difundidos en redes sociales por «SOS G7 Biarritz», página amiga del exteniente de alcalde biarrot, François Amigorena, empresario crítico con la celebración de la cumbre y todo un azote del alcalde anfitrión de la cumbre, Michel Veunac.

En su nota -basada en informaciones que, según explica, emanan del interior del tribunal- explicaba que los habitáculos servirían para acoger «comparecencias judiciales inmediatas» de personas detenidas en actos de protesta relacionados con el G7.

Esa información, avalada por testimonios anónimos de abogados, para los que sólo esa función podía explicar la presencia de los barracones, dio lugar a centenares de comentarios en redes... hasta terminar por recalar en el cacheador de fake news del que se sirve ‘Libération’ para ayudar a sus lectores a discernir entre bulos e informaciones.

Y tras muchos dimes y diretes, finalmente, esta tarde de lunes, día de la resaca post fiesta de Baiona, el propio procurador se ha visto obligado a responder, vía correo electrónico a CheckNews (‘Libération’).
Contra lo que apuntaban algunos txiolaris bien pensados, no se trata de barracones cuya presencia se justificaría por los trabajos de renovación en el edificio del tribunal. Son, pura y simplemente, módulos prefabricados para acoger a personas a la espera de pasar a disposición judicial, hecho relevante que merece un decorado algo más digno.

Vendedor del sistema modular

Con todo, el procurador defiende la opción modular. «Son prefabricados preparados para poder albergar a personas antes de su comparecencia inmediata, en condiciones de seguridad y de confort suficientes», explica en su correo, para, de inmediato, perseverar en el argumento de venta al remarcar que esos barracones con barrotes en puertas y ventanas «disponen de aire acondicionado, lavabos y salas para entrevistas con los abogados».

Es dudoso que las palabras del procurador -que recuerdan al prospecto comercial de la multinacional del mueble sueca que, por cierto, tiene sede en un centro comercial de Baiona- sirvan para calmar la polémica.
Y es que, en los últimos tiempos, cada información relativa a la reunión internacional en Biarritz genera un creciente malestar en una ciudadanía que allá donde puede o le dejan -y las redes sociales, en el fondo, son sólo una plaza de pueblo, aunque de mayor tamaño- expresa su incomprensión por los importantes impactos en la vida cotidiana que, cualquier mente sensata vislumbra, acarreará la cita anual del G7, en Biarritz.

https://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20190729/barracones-prefabricados-para-las-vistas-judiciales-a-detenidos-por-el-g7

lunes, 29 de julio de 2019

Black Sabbath: The End of the End (2019)


`The End of The End` recoge la gira final de la banda que forjó el sonido del metal: Black Sabbath. Después de casi 50 años juntos, la banda de Birmingham se subió a los escenarios por última vez en su ciudad natal, bajando el telón de la última gira de su historia.